Gestión energética con KNX: desde la eficiencia energética hasta la gestión total en un mundo digitalizado

Casto Cañavate explica cómo está cambiando el planteamiento: de la simple eficiencia energética a estrategias para un mundo sostenible a través de la digitalización y la gestión energética utilizando KNX

Definitivamente ha habido un cambio positivo en el enfoque de la gente para ser más sostenibles y eficientes energéticamente. Hace treinta anos, estas cuestiones no eran para nada temas de suma importancia. Una década después, especialmente aquellos del sector comercial empezaron a darse cuenta de que la eficiencia energética podía reducir mucho sus facturas. Pero hace muy poco que utilizar menos energía y ser más verde se ha convertido en una cuestión importante para todo el mundo y, aún así, los dos conceptos no siempre se relacionan. ¿Cuántas veces seguimos viendo un edificio de oficinas vacío y con todas las luces encendidas fuera del horario laboral o una casa vacía con el sistema de calefacción encendido mientras la familia está fuera?

Medidas pasivas para ahorrar energía

Actualmente, existen medidas pasivas obvias que pueden tomarse para ahorrar energía en una casa o edificio y que pueden implementarse de forma sencilla. En la medida de lo posible, durante la fase de diseno de la construcción, se deberían tomar en consideración los aspectos bioclimáticos con el fin de que el edificio esté orientado de tal modo que pueda aprovechar la cantidad de luz natural correcta, ventilación natural, etc. El uso de los materiales adecuados no solo puede ofrecer aislamiento acústico, sino que también puede proteger el edificio de los cambios extremos de temperatura, y así reducir la demanda de calefacción y refrigeración. Incluso cuando ya se trata de un edificio ya construido, los consumibles como las bombillas se pueden reemplazar por LED de bajo consumo y se pueden utilizar temporizadores para controlar los sistemas de calefacción.

Medidas activas para ahorrar energía

También se pueden implementar medidas activas para aumentar el ahorro de energía drásticamente. Por ejemplo, si bien los termostatos tradicionales automatizan la activación de la calefacción y el aire acondicionado basándose en la temperatura de la estancia, los termostatos modernos utilizan tecnologías inteligentes para añadir un nuevo conjunto de funcionalidades para garantizar el ahorro de energía, como, por ejemplo, sensores integrados que apagan y encienden el sistema según si hay o no movimiento dentro de la casa u oficina. Asimismo, se pueden utilizar dispositivos inteligentes para activar la ventilación, la iluminación, la calefacción y otras funciones de la estancia en función del uso de la estancia y las condiciones externas.

La combinación de este tipo de medidas puede aumentar significativamente la eficiencia energética de los edificios, pero aún así sigue siendo necesario el cambio a un mundo más sostenible, que no se puede conseguir únicamente con proyectos eficientes energéticamente. Debemos ir más allá: la gestión energética con KNX.

Digitalización internacional

Según la IEA (International Energy Agency), los edificios representan casi un tercio del consumo energético final en todo el mundo y el 55 % de la demanda de electricidad mundial. La demanda de electricidad en edificios ha aumentado de forma especialmente rápida durante los últimos 25 años, suponiendo casi el 60 % del crecimiento total del consumo de electricidad mundial. En algunas economías rápidamente emergentes, como China e India, la demanda de electricidad en edificios ha crecido en más de un 8 % de media por año durante la última década.
El informe de tecnología de la energía y la digitalización de la IEA afirma que está previsto que el uso de electricidad en edificios se duplique de los 11 PWh (petavatios/hora, donde 1 PWh = 1015 vatios = 1.000.000.000.000.000 vatios) en 2014 a los casi 20 PWh en 2040, lo que requiere grandes aumentos en la generación de energía y la capacidad de red. La digitalización, como los termostatos y la iluminación inteligentes, podrían disminuir el uso de energía total en edificios residenciales y comerciales entre el 2017 y el 2040 como mucho en un 10 %. Los ahorros de energía acumulativos durante el período hasta el 2040 ascendería a 65PWh, cantidad que equivale a la energía final total consumida en los países que no pertenecen a la OECD en 2015.

 

 

Image – IEA graph
Cumulative energy saving in buildings from widespread digitalisation (source: IEA report on Digitalisation and Energy <https://www.iea.org/reports/digitalisation-and-energy> all rights reserved).

 

Gestión energética con KNX

La gestión energética utilizando KNX permite que un sistema suministre energía ininterrumpidamente según las necesidades de los usuarios y en cualquier momento. Este mismo sistema también es capaz de decidir la mejor manera de aprovechar la energía en la viviendo o el edificio, desde la generación hasta el consumo o almacenamiento, de acuerdo con los parámetros clave de ser eficiente y preferir la energía de fuentes renovables.

KNX tiene mucha experiencia en las aplicaciones de gestión energética. Por ejemplo:

1. KNX puede controlar la producción de calefacción, así como el aire acondicionado y la unidades de bombas de calor.

2. KNX proporciona una regulación individual de la calefacción y climatización de una estancia; una de las aplicaciones en las cuales KNX ha tenido mucho éxito.

3. En los últimos años, el sistema KNX ha sido capaz de conectar la medición y la medición intermedia, proporcionando desde datos de partes concretas de la instalación hasta el consumo energético total del sistema.

4. Para la gestión de la carga, KNX puede garantizar que el nivel de carga se mantiene dentro de los límites establecidos.

5. KNX se puede conectar a contadores monofásicos y trifásicos, y a contadores inteligentes digitales con todas las posibilidades que esto conlleva.

6. En un sistema KNX se pueden integrar muchos tipos de carga distintos, como la producción de agua caliente, bomba de calor vía red inteligente, etc.

 

Más recientemente, se han añadido a KNX nuevas áreas de aplicación que se espera que aumenten en un futuro próximo:

1. Supervisión de almacenamiento de energía con flujo de información bidireccional a/desde KNX.

2. Conexión de estaciones de carga con KNX para indicar si la estación está ocupada o libre, visualización del progreso de carga, definición de límites de carga en términos de tiempo y energía, informe de errores y comunicación segura gracias a la tecnología Secure de KNX.

3. Estabilización de la red inteligente. KNX puede contribuir a que la red sea inteligente cuando esta no puede cumplir las demandas energéticas de las viviendas y edificios conectados.

 

http://tripnewyork.nl/public_html/overview/history.html Conclusión

El ritmo de la digitalización en el sector energético está aumentando, lo que se traduce en una mejora de la seguridad, productividad, accesibilidad y sostenibilidad de los sistemas energéticos. Además, la conscienciación de la población con respecto a vivir en un mundo más sostenible ha aumentado de tal manera que está cambiando los mercados, lo que provoca el nacimiento de nuevos modelos de negocio. KNX ya está trabajando en esta nueva realidad y ofrece una atractiva gama de aplicaciones, dispositivos y soluciones para la gestión energética. Para obtener más información acerca de KNX y la gestión energética, no se pierda nuestro próximo artículo en esta serie de Gestión energética con KNX.